La Alpujarra de Almería y sus pueblos

Arancha
27/12/2018

Algo que nos tiene enamorados de Almería son sus paisajes, una combinación de colores que surgen de la fusión entre montaña y mar que nos dará una imagen inolvidable de la provincia. 

Los diferentes municipios de la Alpujarra almeriense

A 47 kilómetros de la capital de Almería, nos escapamos en 4x4 para visitar uno de los municipios más visitados por el turismo en Almería, Canjáyar. Situado en el Valle Medio del Andarax al pie de Sierra Nevada y frente a la Sierra de Gádor, ofrece un paisaje maravilloso en el que predominan los campos llenos de parrales, hortalizas y olivos acompañados del relieve de sus montañas. Forma parte del mismo parque natural de Sierra Nevada por su riqueza botánica, faunística y paisajística, un lugar único que ver en Almería. Su clima es ideal, una temperatura típica del mediterráneo ausente de vientos por su posición geográfica que se mantiene en general durante todo el año (exceptuando el invierno), lo que nos invita a pasear tanto por sus calles escalonadas de raíces árabes como por sus fantásticas rutas de senderismo para ver desde cerca todo lo que esconde el pequeño pueblo de Canjáyar. Su oferta gastronómica buscada por el turismo en Almería es peculiar a la vez que deliciosa, probaremos sabores nuevos en sus platos típicos elaborados con productos propios del municipio. Podemos destacar el Guisado de Hinojo, el potaje de trigo “pelao”, la fritada de conejo o el choto al ajillo como platos principales (elaborados con aceites de máxima calidad de diferentes aceitunas de la zona), acompañados de algunos de los mejores vinos de la tierra de Almería como el zurrache o la mistela; y en su carta de postres, los tradicionales “merengues de Canjáyar”, las tortas de chicharrones o sus famosos roscos de vino son bocados que no podemos perdernos. Cambiamos el ámbito culinario por el cultural para hacer una pequeña visita a la Plaza de la Constitución (centro neurálgico del pueblo) a sus dos monumentos más significativos, la Iglesia Parroquial de la Santa Cruz del Voto (construida en el siglo XVI de estilo románico) que guarda a su patrona la Santa Cruz, y la Ermita de San Blas, situada en el cerro de San Blas que nos ofrece unas maravillosas vistas que ver en Almería. Para terminar nos escapamos por sus caminos de senderismo para disfrutar del relieve y del paisaje que nos ofrece la sierra de Almería y sus pequeños rincones como la cueva de Nieles o los miradores conocidos como “los Cantones” desde los que tendremos una magnifica imagen del Rio Chico. Un recorrido en 4x4 muy popular por el turismo en Almería que se convertirá en una actividad familiar en la que todos se llevaran un magnifico recuerdo.